El número 9, Dedicado a las vacas

Mi madre, que nació en una aldea, siempre me hablaba de una vaca llamada “Cativa”, que les duró 21 años, ella salió del campo porque no soportaba la idea de que había que matarlos para comer, había tantos alimentos saludables y compensatorios que para ella siempre fue innecesaria la acción de alimentarse con carne animal, lo veía cruel, y lo es, y de gente de mal corazón.

Anuncios